Mensajes, fotos, audios y canciones. ¿Qué harías si un ex amor te vuelve a escribir durante 14 días para recordar la relación que tuvieron? Amor de cuarentena, una experiencia teatral que se desarrolla a través de WhatsApp, te coloca en ese aprieto.
Texto: Micaela Cattáneo
Si un día de estos, de la nada, un ex me enviara un audio, dudaría en abrirlo. No porque exista alguna rispidez en concreto, sino más bien porque donde ya no hay una comunicación que fluya, las incógnitas abundan: ¿Qué querrá?, ¿por qué me escribirá?, ¿y después de tanto tiempo?, ¿me extrañará? En Amor de cuarentena, la respuesta a esas preguntas está en los primeros segundos de una nota de voz que llega por sorpresa un día cualquiera de confinamiento: “Te debe resultar raro mi mensaje ahora. Ojalá no sea inoportuno”, empieza la voz del otro lado del teléfono, y abre la puerta a una intimidad que se creía enterrada.
El personaje en cuestión, es decir la voz que representa a aquel vínculo del pasado que vuelve y a la que uno, como espectador, le pone una identidad o rostro, es el cuerpo de esta experiencia teatral, cuyo formato fue creado por el uruguayo Ignacio Fumero. Esta propuesta dura 14 días, tiempo en que una ex pareja, interpretada por un actor o una actriz a elección, envía audios, videos, fotos y canciones sobre una relación pasada y sobre la rutina que lo lleva a recordarla.
El texto es del argentino Santiago Loza y la dirección de la adaptación paraguaya estuvo a cargo de Fátima Fernández Centurión. El elenco de actores está conformado por Ariel Galeano, Guadalupe Lobo, Hernán Melgarejo, Diego Mongelós y Natalia Santos Vega del equipo Vakapipopo Teatro.
La experiencia arranca el sábado de tarde cuando llega un mensaje de la producción que anticipa que la obra empezará en unos minutos, por lo que piden que agendes el número con el nombre de una persona, “idealmente como si fuera alguien que reaparece en tu vida”. En ese mismo texto, aparece un aviso y una recomendación importantes: “Sólo recibirás los mensajes y no podrás responderlos. Te sugerimos que escuches los mensajes en un lugar tranquilo. De ser posible en un momento de tu día en el que puedas sentir cierta intimidad”.
Particularmente, al principio de la experiencia, hice caso a esa recomendación y por un par de días dejé en visto al “ex” que me estaba escribiendo. Porque, quizás, esa hubiese sido mi reacción ante la reaparición de un amor del pasado. Y aunque no puedas dar un retorno a esos mensajes que diariamente van llegando, vivirlo con tanta realidad desde el lugar de espectador hace que el proceso tenga aún más encanto.
Esa cuota de realidad me hace pensar que hay un mundo actual que no tolera audios de más de un minuto, pero Amor de cuarentena rompe con esa idea moderna y cuenta una historia tan seductora como la voz de quien la interpreta; una voz que sin intención alguna “vuelve a conquistarte”.
Este “ex” abre una puerta a la intimidad porque cuenta su rutina en días de confinamiento, la misma que trae a su memoria los momentos vividos en el pasado con la persona que está del otro lado. Amor de cuarentena es un viaje que invita a hacer uso de la imaginación; uno cuyo medio de transporte es una voz conocida de otros tiempos pero que no se mueve sola, ya que hay un lenguaje musical, una serie de canciones que acompañan el relato y rompen la posible tensión entre el interlocutor y su destinatario.
Amor de cuarentena es un ejercicio de memoria y de escucha al otro; un espacio donde se respetan las palabras dichas y los silencios; una experiencia que también permite reflexionar sobre dar vuelta la página y continuar; una manera (quizás) de resignificar el teatro el tiempos de aislamiento.

Más info

Este sábado 29 de agosto empieza la última función, así que estás a tiempo de sumarte a la experiencia. Podés adquirir las entradas en Red UTS o escribiendo al 0981 224 140.