Aunque no parece que pueda haber una forma incorrecta de bañarse, la dermatóloga Stacy Chimento, dice que hay algunos errores que se deben evitar al momento de tomar un baño. “Hay algunos conceptos básicos cuando se trata de tomar un baño que la gente debe saber para asegurarse de no dañar su piel sin quererlo”, expresa. La buena noticia es que mientras evites estos errores, saldrás del agua sintiéndote mejor que nunca, añade la experta en un reporte de Well +Good.

La forma incorrecta de bañarse

1. El agua está demasiado caliente

El agua de baño súper caliente se siente relajante, pero no le hace ningún bien a la piel. “El agua caliente puede ser abrasiva, despojando a la piel de sus aceites naturales, lo que la deja deshidratada y sin brillo”, dice Chimento. “Si el agua también le cae en la cara, esto puede causar brotes de acné, brotes e irritación de la piel”.

2. Estás en remojo durante demasiado tiempo

Si estás tomando baños de una hora, es posible que debas reducir el tiempo. “Al tomar un baño, debe intentar limitarlo a 15 minutos”, dice el Dr. Chimento. “Cualquier cosa más larga comenzará a despojar a la piel de sus aceites naturales, lo que provocará inflamación e irritación”.

3. Te estás afeitando antes del baño

Puede parecer que afeitarse antes del baño no tiene ningún problema, pero podría estar preparando la piel para un desastre. "El afeitado abre los poros y, a veces, crea pequeños cortes en la piel. Si te bañas inmediatamente después, también estás permitiendo que los gérmenes y bacterias lleguen a esos lugares, lo que no quieres ", dice la Dra. Chimento. En su lugar, sugiere reservar el afeitado para la ducha.

4. Estás usando aceites esenciales

Sí, los aceites esenciales hacen que tu baño huela increíble . Desafortunadamente, es posible que la piel no aprecie los suaves aromas. “Los aceites esenciales nunca deben mezclarse con agua, ya que no se diluyen”, dice el Dr. Chimento. “Si bien los aceites esenciales son ricos en antioxidantes e ingredientes antibacterianos beneficiosos para la piel, la mayoría de ellos incluyen ingredientes de fragancias que pueden irritar significativamente la piel”.
En su lugar recomienda mezclar unas gotas de aceite esencial —como lavanda o eucalipto con aloe— en una taza de avena y luego incorporar la mezcla al agua tibia. De esa manera se obtienen los beneficios sin potencialmente dañar la piel.

5. No te hidratás después

Dado que los baños pueden secar la piel, es imprescindible hidratarla después. “Inmediatamente después de su baño, humedezca su piel mientras aún está ligeramente húmeda para sellar la humedad”, dice el Dr. Chimento. "Puedes hacer esto con cualquier loción o aceite corporal ".