Lo logramos. Logramos sobrevivir al 2020, un año complicadísimo para todos en todos los sentidos. Sin embargo, el sabor amargo que dejó no nos impedirá creer que este 2021 puede ser mejor; que podremos volver a esa normalidad que tanto deseamos y que volveremos a ser felices. Mientras esperamos que este sueño se cumpla, es importante crear hábitos que nos ayuden a estar bien más allá de cualquier circunstancia.
Viví el presente: Estar pendiente del pasado o del futuro sólo crea más angustia y ansiedad, porque ambos están fuera de nuestro control. Hay que disfrutar siempre el “aquí y ahora”, es fundamental para estar satisfecho con uno mismo y ser feliz.
Establecé metas: Al trazarte objetivos, vas a ser más consciente de tus logros. Planteá metas realistas y no te sobrecargues de cosas, la finalidad es ver resultados, no colapsar. Cada meta superada es un paso más que te acerca a la felicidad.
Hacé ejercicio: Está comprobado científicamente que la actividad física produce proteínas y endorfinas que nos hacen sentir felices. No hace falta que te pongas desafíos super difíciles de entrada, podés empezar poco a poco con unos minutos al día e ir aumentando conforme pase el tiempo y según tus necesidades.
Dormí más: Dormir ayuda al cuerpo a recuperarse, nos hace más productivos y positivos. Conseguir un descanso adecuado disminuye nuestra sensibilidad ante las emociones negativas, lo que traerá beneficios a tu salud mental y a tu felicidad.
Salí al aire libre: Estar en contacto con la naturaleza, ver la luz del día, dar un paseo o sentir el aire fresco en tu piel te ayudarán a sentirte con más energía. Con sólo 20 minutos al día podrás conseguir grandes mejoras en tu estado de ánimo, y así afrontar cada día con una actitud positiva.
Dejá el pesimismo: No todo es tan malo como parece, y el 2020 nos dio una lección sobre eso. A veces, hay que encontrar el lado positivo de cada situación, porque son las que mejores aprendizajes nos dejan. Tenemos que ser capaces de “ver el vaso medio lleno” y entender que, muchas veces, atraemos lo que pensamos.
Fuente: abc.es