Los chef y líderes de opinión en repostería de todo el mundo colaboraron con el reporte de Baileys, que revela cuáles serán las tendencias que influirán en la cultura del antojo durante este año.
La recientemente reconocida como Latin America’s Best Pastry Chef 2020, Sofía Cortina, aseguró que los colores vivos y brillantes jugarán un papel muy importante en cada propuesta creativa; mientras que las texturas suaves y esponjosas, junto con las cremosas, continuarán conquistando los paladares.
El Baileys Treat Report 2021, sustentado en datos de la industria gastronómica global, fue desarrollado también de la mano de la doctora Morgaine Gaye, experta futuróloga en alimentos. Este reporte confirma que la fascinación por los postres prevalecerá este año y se hará visible a través de estas tendencias:

La avena será protagonista

Sus beneficios para la salud cardiovascular, el sistema nervioso y el aparato digestivo han colocado a la avena como la número uno de los cereales. Este año será el ingrediente estelar de helados, quesos, yogures e incluso natas.

El cacao se adaptará a todo

El “alimento de los dioses” aportará un toque especial a bebidas, cócteles veraniegos y mermeladas.

La influencia japonesa ganará terreno

El Taiyaki, un cono de wafle suave con forma de pez, relleno de helado, chispas, salsas de frutas y obleas, causará sensación en paladares globales. Así como el famoso mochi.

Los untables estarán de moda

El hummus dulce con sabor a chabacano, betabel o naranja encabezarán esta tendencia en materia de antojo. También aquellos productos para untar inspirados en lattes de matcha o pumpkin spice.

Ingredientes con mucha luz causarán furor

Las algas comestibles con una suave bioluminiscente encontrarán su camino en nuestros cócteles favoritos, dándoles una apariencia de otro mundo que será difícil de ignorar.

Creaciones tan ligeras como el aire

El aire aplicado en postres y bebidas como el Café Dalgona, es una tendencia que crecerá en popularidad durante el 2021. Y es que pocos podemos resistirnos al antojo que producen estas preparaciones sofisticadas y ligeras.
Foto: Pexels.

Placeres clásicos en presentaciones fantásticas

Pasteles, macarrones, galletas y helados lucirán una apariencia tan novedosa como monumental. La imaginación no tendrá límites.

La emoción por el contrastante de sabor

Hace un tiempo que somos fanáticos de la fusión entre lo dulce y lo salado, pero este año nuestros paladares irán más allá con algunas propuestas como papas fritas con helado, pizza de pastel danés, chips de papa cubiertas de chocolate, entre otras.

Las alternativas holísticas irán en ascenso

El interés por el bienestar continuará. De ahí que las infusiones que favorecen la calma, la concentración y el descanso serán recurrentes.
Foto: Pexels.

La naturaleza será fuente de inspiración

Esta inspiración se traducirá en pétalos, hojas e incluso tallos que harán su aparición en un sinfín de creaciones que causarán antojo.
Los postres seguirán siendo una parte importante dentro de la gastronomía; esos pequeños placeres que hacen mejor nuestra vida. ¿Con cuál de todas estas tendencias te quedarás?
Fuente: Forbes México.