El home office vino para quedarse. Desde el inicio de la pandemia, esta modalidad se instaló como una nueva forma de trabajo para muchas empresas, generando muchos desafíos para los empleados y empleadores, que además de resolver asuntos a la distancia, tuvieron que enfrentarse a las mil y un reuniones por videollamadas. ¿Cómo presentarse a cada una sin repetir tantas veces la misma prenda?
En Estados Unidos, las tiendas de ropas se hicieron esta pregunta y empezaron a incluir en sus catálogos una prenda para que las personas que trabajan desde casa pudieran vestir de forma cómoda y formal en las videoconferencias.
Se trata de un cuello de camisa falso para colocarse sobre cualquier blusa o abrigo, a modo de presentarse a cada reunión con un aspecto distinto e innovador. Aunque, las especialistas en moda de dicho país comentan que esta prenda no es nueva, ya que solía usarse en la década de los 30.
Esta tendencia en la moda llega justo cuando la venta de ropa en ese país trata de recuperarse de una caída considerable durante 2020, que según el departamento de comercio estadounidense fue del 26,4% anual.
Foto: es.aliexpress.com