El emblemático primer ministro británico Winston Churchill, pintor y escritor en su tiempo libre, encontró en Marrakech un lugar de inspiración. El más famoso de sus lienzos pintados en Marruecos será subastado hoy en Londres.
El cuadro Torre de la mezquita de Kutubía fue pintado en una visita oficial a Marruecos durante la Segunda Guerra Mundial y se espera que sea vendido por un precio de entre 1,7 y 2,8 millones de euros, según el portal de la casa de subastas Christie’s.
Este óleo sobre tela puesto a la venta por la actriz estadounidense Angelina Jolie es considerado como el cuadro más importante de Sir Winston Churchil, debido a su interrelación con la historia del siglo XX, asegura el historiador de arte británico Barry Phipps en el catálogo de la subasta.
El dirigente conservador empezó a pintar cuando tenía 40 años y quedó fascinado por Marrakech en los años 1930 por su luz ocre. Por este motivo, realizó hasta seis viajes en 23 años a esta localidad que, en ese entonces, estaba bajo dominio francés.
“En estos vastos palmerales que emergen en medio del desierto, el viajero constata un sol eterno y contempla con satisfacción incesante una vista panorámica de las majestuosas y nevadas montañas del Atlas”, escribió en 1936 en el diario británico Daily Mail.

La creación del cuadro y su paso por la historia

Tenía cierta predilección por perderse entre los callejones de la vieja Marrakech, hacer un pícnic en el valle del Urika o tomar el sol en el balcón del gran hotel La Mamunia o de la villa Taylor, que en la década de 1970 se convertiría en un lugar de turismo de lujo para los europeos.
Churchill pintó en esta lujosa villa el cuadro de la mezquita de Kutubía, tras haber participado en la histórica conferencia de Anfa, donde se había reunido con el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, el general De Gaulle, responsable de las Fuerzas francesas libres, y el sultán Mohammed V para preparar la estrategia del bando aliado.
Según un leyenda divulgada por el entorno de Churchill, en ese entonces él le dijo a Roosevelt: “Usted no puede hacer todo este viaje en el norte de África sin ver Marrakech... Tengo que estar con usted cuando vea la puesta del sol en las montañas del Atlas”.
El primer ministro británico ofreció entonces su pintura a Roosevelt, pero uno de los hijos del presidente demócrata la vendió en lo años 1950. Tras haber cambiado varias veces de propietario, el cuadro fue adquirido en 2011 por la pareja de actores Angelina Jolie y Brad Pitt, antes de separarse.
Fuente: del texto de Kaouthar Oudrhiri, AFP.