Después de 60 años, la firma inglesa regresó a la Fórmula 1 para proveer, además de su escudería propia, el safety car y el medical car al campeonato inaugural de la temporada: el Gran Premio de Bahréin. Para celebrar su vuelta, lanzó al mercado una novedad.
El fabricante anunció la venta de una réplica del safety car, el Aston Martin Vantage F1 Edition, pero adaptado para las calles.
Este auto deportivo, que está inspirado en su coche de seguridad para los circuitos de este año, incluye un motor V8 biturbo de 4 litros, el cual entregará 535 caballos de fuerza, convirtiéndolo en la versión más rápida de la gama.
Además, tiene un nuevo chasis, mejoras aerodinámicas y un cambio automático de ocho marchas para sorprender a todos los amantes de la velocidad y el automovilismo.
El nuevo Aston Martin pone a disposición de los clientes una paleta de colores diversa, entre los que se destacan el Racing Green, del estilo que se ve en el safety car original del campeonato, el Jet Black y el Lunar White.
Foto: Aston Martin.
El Aston Martin Vantage F1 Edition estará disponible en carrocería Coupé y Roadster. Se comenzará a vender en mayo de 2021, a un precio que en Alemania arrancará en 162.000 euros.
Desde 1996, Mercedes AMG suministra los autos de seguridad y médicos a la Fórmula 1, pero esta vez se asoció a Aston Martin tras comprarle un porcentaje de sus acciones, debido a que la firma inglesa sufrió importantes pérdidas económicas a raíz de la crisis actual. Por lo tanto, ambos fabricantes estarán presentes en las escuderías del campeonato mundial.
Foto: Aston Martin.