Por: Laura Herreros
Directora de @laherrepr

1. Trabajar en la autoconfianza
La mejor forma de entrar confiada a un lugar es preparándose antes de ir. La autoconfianza se trabaja de varias formas. Algunas ideas: practicando frente al espejo, conversando con alguna amiga o escribiendo los atributos de una misma. La clave es enfocarse en las virtudes.
2. Entrar a los lugares con energía positiva
Es muy diferente entrar a un lugar con quejas del tráfico o por haber tenido una mala noche. ¡Que tus saludos sean positivos y fantásticos! Los buenos comentarios al empezar una reunión siempre ayudan a que se desarrolle con armonía el encuentro. Ver lo positivo en cada situación ayuda a mantener la buena onda.
3. Sacarse la timidez
Si te gana la timidez, trata de “actuar” o sacar tu versión más audaz. La timidez no nos lleva a nada, así que a sentirse seguras en todo momento.
4. Concentrarse en la postura
La postura es todo. Estar con los brazos cruzados proyecta inseguridad o nos muestra cerradas a los demás. Mostrarnos cómodas y abiertas hace que estemos más receptivas. Usar las manos al hablar y sonreír también son factores súper importantes del lenguaje corporal.
5. Controlar la voz
El tono de voz es una característica particular de cada persona, pero podemos manejar algunos factores como la velocidad, hablando despacio y pausado, o el volumen; a veces nos emocionamos y gritamos un poquito. Demostrar tranquilidad en todo momento al hablar es la clave.
6. Hacer comentarios positivos y sinceros
Abrir la conversación con comentarios como: ¡Qué linda remera! Me gusta tu maquillaje! ¡Tu piel está radiante! Que lindo pelo! Son comentarios positivos y sinceros. Si no tenemos nada lindo que decir, mejor no hacerlo.
7. Escuchar
No interrumpir a veces cuesta mucho. Y no es por mala educación, sino porque a veces nos gana la emoción de las respuestas y las ideas. Sugiero anotar las ideas y esperar a que el otro termine de hablar o exponer. Siempre me decía mi mamá: “Por algo tenés dos oídos y una boca", ¡hay que escuchar el doble de lo que se habla!
8. Vestirse con algo que te haga sentir hermosa y poderosa
Por de más que tardes un poco más, vestite para impactar y para sentirte increíble. Preparar de antemano el guardarropa es un consejo que me dieron hace poco. Los domingos por ejemplo, prever los outfits de toda la semana.