Por: Maria Paz Vaesken R.D
Tener una mascota puede mejorar la calidad de vida de las personas de edad avanzada. No podemos negar que los beneficios que aportan las mascotas son innumerables en todas las edades, pero cuando se trata de adultos mayores, se destaca principalmente la compañía. “Muchos adultos mayores se encuentran afrontando la situación pandémica en soledad, probablemente lejos de sus hijos y nietos, por lo que contar con una mascota evita que sientan soledad”, señala al respecto la médica veterinaria Melisa S. Kurtz.

La mascota ideal

Si la intención es contar con una mascota de compañía, la veterinaria recomienda gatos o perros de pequeño porte. “Primeramente los gatos por la autosuficiencia que ellos presentan como especie, y podríamos decir que son mascotas de falda. La edad del gato dependería de qué busca el futuro propietario, si busca tener mucha energía y barullo recomendaría un gato cachorro, y si busca lo opuesto, un compañero para la hora del mate o que simplemente esté cerca, sería un gato adulto, así también, existen estudios que comprueban que la tenencia de un gato ayuda a reducir el estrés, y el ronroneo de los mismos incluso ayuda a conciliar el sueño”, señala la profesional.
Por otro lado, asegura que los perros de pequeño porte, si bien tienen mucha energía en su mayoría, son de un tamaño y peso manejable para la persona, a diferencia de los perros de mediano y gran porte, con los que se podrían tener problemas con el peso y el control que ellos tienen sobre su cuerpo. “Los perros requieren un poco más de atención, salidas al patio si tienen mucha energía, pero de todos modos ambas especies prometen ser una excelente compañía. Es bien sabido que existen personas ‘de perros’ y ‘de gatos’, por lo que la mejor decisión siempre será la que haga sentir cómoda y feliz a la persona”, destaca.
Adaptación de las mascotas
Casi todas las mascotas se adaptan a sus propietarios, aprenden sus rutinas e incluso sus dificultades, sobre todo cuando se trata de perros y gatos. “Podríamos hablar de tener aves o tortugas, pero como ellas no corresponden a nuestro hogar, no es adecuado recomendarlas como mascotas. Todas las mascotas tienen sus requerimientos, se muevan mucho o no, por lo que es importante evaluar el estilo de vida que podemos proveerles en nuestra situación”, finaliza la experta.