Foto: Ilustrativa.
Mirando atentamente la pantalla de su computadora, enfermos de Covid-19 que arrastran secuelas de la enfermedad se entrenan a respirar bajo las indicaciones de Suzi Zumpe, experta en canto de la English National Opera (ENO), que dirige un programa para ayudarles a recuperar el aliento.
La iniciativa, que combina la experiencia musical de esta compañía nacional de ópera con los conocimientos médicos de los profesionales de la salud del Imperial College de Londres, tiene como objetivo aliviar a las personas que sufren efectos a largo plazo de la enfermedad.
El programa, bautizado con el nombre ENO Breathe, está diseñado para ayudarles a respirar mejor y superar su ansiedad. De seis semanas de duración y gratuito, está abierto a todos, cantantes y no cantantes, a partir de los 18 años. El plan incluye canciones de cuna, ejercicios de respiración y consejos posturales, el objetivo es relajarse y recuperar el control de la respiración.
“Si están experimentando un momento de profunda falta de aire combinado con ansiedad, hay ejercicios que pueden hacer para ayudarles a ralentizar y regular su respiración y dar a su cerebro la oportunidad de recuperarse”, explica Zumpe, que trabaja fuera de los hospitales, orientando a sus pacientes por videollamada.
La iniciativa busca llegar también al servicio de salud pública, sometido a una enorme presión por el repentino brote de casos a partir de diciembre, atribuido a una variante más contagiosa del coronavirus. El Reino Unido cuenta ya con más de 108.000 muertos confirmados por Covid-19.
ENO Breathe empezó como una experiencia piloto en Londres, pero ahora se está extendiendo a todo el país. Sus organizadores prevén trabajar pronto con unas mil personas convalecientes y se ha lanzado una campaña de recaudación de fondos para poder atender a mil más.
Fuente: del texto de Anna Mackenzie, AFP.