La estrella del pop y la reconocida marca Dom Pérignon se unieron para crear sin límites: lanzaron una edición limitada que, además de una botella de champagne, incluye una escultura de la botella diseñada y pintada por la mismísima cantante.
Se trata de un proyecto con fines solidarios, así como los muchos en los que la cantante estadounidense ha colaborado a través de su fundación Born This Way Lady Gaga. Lo recaudado en esta edición limitada irá a parar justamente a la organización filantrópica de la artista, cuya misión es apoyar a la salud mental de los jóvenes a través de distintos programas, conversaciones y alianzas.
Foto: Dom Pérignon.
Este proyecto colaborativo, que como mencionábamos más arriba, se compone de una escultura diseñada y pintada por la mismísima cantante es “una celebración al hecho de superar los límites de la creación y la reinvención constante”, menciona el comunicado de la empresa.
“Asimismo, al cómo la dedicación apasionada al arte puede elevarnos individual y colectivamente”, escribe.
Esta edición especial entre la artista y una de las casas de vino más importantes del mundo se titula The Queendom, tendrá 110 ejemplares de la escultura y estará acompañada por una botella jeroboam de Dom Pérignon Rosé 2005.
Además de la causa solidaria que hay detrás, esta fusión evoca la libertad creativa, invitando a todas las personas a sentirse inspiradas para crear, reinventarse y escribir sus propias historias.