Esta fruta posee poderosos nutrientes que no son muy conocidos. La mayoría la elige por su sabor y versatilidad en la repostería, sin embargo, lo cierto es que contiene propiedades beneficiosas para la salud, principalmente combate las afecciones y hasta previene enfermedades.
La frutilla es una buena elección para quienes quieren bajar de peso, 100 gramos aportan tan solo 30 a 35 de calorías. Su aporte de fibra es elevado por eso brinda saciedad al consumirlas y su compuesto en antocianina, encargada de darle esa pigmentación roja, estimula la quema de grasa almacenada en el cuerpo.
La fructuosa que la compone también es tolerable para personas diabéticas. Dentro de sus aportes nutricionales contiene calcio, potasio, yodo, silicio, fósforo, magnesio, vitaminas C, A, E, y del complejo B y K. Es decir, es un poderoso antioxidante ya que posee los mejores que combaten el envejecimiento y radicales libres, incluso, la antocianina también posee esta característica.
Los especialistas siempre recomiendan consumir la fruta cruda y fresca para aprovechar mejor sus nutrientes, ya que al cocinarlas sus características antioxidantes se pierden. Estos fitonutrientes también combaten y previenen diferentes enfermedades, incluido el cáncer.
Los fenoles de esta fruta ayudan a contrarrestar los procesos inflamatorios del cuerpo por que inhiben la producción de ciclooxigenasa, la misma función que cumplen los medicamentos como el ibuprofeno y la aspirina, esto gracias a el salicílico que contiene. El magnesio también actúa como antiinflamatorio natural.
Con su consumo, nuestras defensas se fortalecen. Esto gracias a la vitamina C que abunda en esta fruta, también es antibacteriana y previene las infecciones, interviene como anticoagulante y ayuda a la absorción de hierro previniendo la anemia.
Otro aspecto de nuestro organismo que se ve favorecido es el óseo, como posee vitamina K, potasio y magnesio ayuda a fortalecer huesos, dientes y articulaciones. Nuestro tránsito intestinal también mejora gracias a la fibra dietética que alimenta las bacterias buenas que cumplen esta función. Es excelente para combatir la retención de líquidos y reducir el ácido úrico, purifica la sangre, y baja el colesterol malo.
Son muchos los beneficios que esta deliciosa fruta aporta, pero para no quedarnos cortas, también se puede usar como cosmético natural. Si usamos la pulpa y la mezclamos con miel, obtendremos un mascarilla ideal para reducir ojeras, manchas y líneas de expresión.
···¿Ya nos seguís en las redes? Mirá todo lo que tenemos para VOS Facebook l Twitter l Instagram