Los dermatólogos señalan que si estamos lidiando con piel seca deberíamos preguntarnos: ¿estoy usando las telas adecuadas? Porque si sos propensa a ello, hay ciertos tejidos que pueden empeorar la situación.
En esa lista de verificación mental que todos repasamos en nuestras cabezas cuando estamos con la piel seca están: ¿Estoy bebiendo suficiente agua? ¿Estoy usando los ingredientes hidratantes correctos (y evitando secarlos) en la ducha? ¿Me estoy untando con loción corporal por la mañana, al mediodía y por la noche? Hay que agregar una más: ¿qué tipo de tela estuve usando?
“Cíñete a fibras naturales como el algodón o la seda. Las fibras sintéticas como el poliéster pueden ser bastante ásperas para la piel”, explica el Dr. Joshua Zeichner con base en Nueva York. Si bien las fibras naturales siempre serán la mejor opción, no significa que las fibras sintéticas estén totalmente descartadas durante la temporada de piel seca; solo tenés que asegurarte de elegir sabiamente.
“Si elegis una tela sintética, elegí a la viscosa que imita más de cerca a las fibras naturales”, aconseja. Y si no podés soportar la idea de separarte de todos tus suéteres de moda rápida por el bien de tu piel, el Dr. Zeichner sugiere simplemente colocarlos sobre una tela de fibra natural, como una camiseta de algodón, para que el las fibras sintéticas no están en contacto directo con tu piel.
¿Otro tejido de secado que vale la pena vigilar? La lana rugosa, que resulta ser un ingrediente muy común en los suéteres. Si bien no ocupa un lugar tan alto en la lista de prohibiciones para la piel seca como el poliéster, el Dr. Zeichner señala en un reporte a Well and Good que “puede causar irritación e inflamación de la piel y agravar afecciones como el eccema o la rosácea “. Además, si tu piel ya está reseca e incómoda, usar cualquier tipo de material áspero no se sentirá muy bien.

···¿Ya nos seguís en las redes? Mirá todo lo que tenemos para VOS Facebook l Twitter l Instagram