¿Cuántas veces te compraste ropa para salir, para el trabajo o para una ocasión superespecial? ¿Pero alguna vez saliste a comprarte "ropa para estar en casa"?
Por: Aura Zelada*

No hablo de ese pantalón gigante y desgastado o la remera manchada con la que no saldrías ni a la vereda. Hablo de ropa linda, cómoda, sexy, re-cool, de marca, de diseñador, o como más te guste, pero pensada para verte y sentirte re-bien con ella tirada en tu sofá o en la hamaca paraguaya de tu patio.

Si al salir de casa pensamos en qué ponernos, según el lugar, la ocasión, el tipo de reunión o incluso la gente que va a estar, ¿por qué no lo hacemos al vestirnos para estar en casa?
Quizás sea porque el lugar es “en casa nomás”, la ocasión es “un día cualquiera”, el tipo de reunión es “nada especial” y la gente q va a estar es “sólo mi familia” o lo que es peor aún: “yo nomás”.
Yo te propongo vestir para ir al mejor lugar: Tu casa. Hacer de un día cualquiera una ocasión especial y prepararte con entusiasmo para estar en esa reunión con la persona más importante de tu vida ¡Vos!
Nuestra casa es el lugar que siempre nos recibe, sea cual sea nuestra actitud. Se merece el mayor de los reconocimientos.

Y si vestirse bien para estar en casa puede sonar de lo más superfluo, ¿cómo suena entonces el hecho de vestirnos bien y lindas sólo para salir de casa o estar con otras personas?

Bloguera en www.frugalisima.com

frugalisima@gmail.com

Instagram y Twitter: @frugalisima

Facebook: Frugalísima