Disney Research - división que trabaja en el desarrollo de tecnologías innovadoras - presentó su nuevo robot humanoide, el cual es capaz de seguir al usuario con la mirada, reconocerlo y demostrar una intención. El sistema creado por la compañía está basado en un busto animatrónico que pretende reproducir interacciones humanas a partir de algo tan real como la mirada.
No se trata solamente de un intercambio de miradas sino de reflejar también una intención, de esta manera los movimientos del robot son más creíbles y, por ende, es posible crear “la ilusión de la vida”. El sistema reconoce a las personas de su entorno, elige un comportamiento de mirada según el contexto y ejecuta sus movimientos respondiendo a esos estímulos.
El propósito de creación de este robot es ofrecer un espectáculo, así como hacen los actores en un teatro. Estos bustos animatronics adoptan un personaje, se les da un guión para contar una historia y la representan en escenas. Con este robot, por ejemplo, se probó el personaje de un anciano que lee un libro en una biblioteca o en un banco del parque.
“Tiene dificultades auditivas y visuales y mientras lee se distrae del texto por personas que se acercan a saludarlo o pasan a su lado. La mayoría de las veces, mira a las personas que se mueven rápidamente en la distancia, pero a medida que la gente se acerca a su espacio personal, mirará con desaprobación por la interrupción, o bien mostrará un reconocimiento amistoso a aquellos que le resulten familiares”, describía el informe de presentación del robot.
Esta prueba es apenas el comienzo de un sinfín de usos que se le podría dar a este nuevo sistema.