La Semana de la Moda de São Paulo celebra, en plena pandemia, 25 años de pasarelas y tendencias con una edición virtual apoyada en la tecnología y que promueve la diversidad, ya que por primera vez la regla para todas las marcas es incluir un 50% de modelos no blancos a modo de garantizar la participación de afrodescendientes e indígenas.
El detonante para establecer esta regla fue la ola de protestas raciales que sucedieron en varios países de forma simultánea luego del asesinato de George Floyd, un afroestadounidense que murió en su país siendo víctima de la brutalidad policial.
“Ya no podemos simplemente hablar, tenemos que actuar”, dijo Paulo Borges, fundador y director creativo del evento más importante de la moda brasileña, el cual empezó este miércoles 4 de noviembre y finalizará el domingo 8.
“Siento que es necesario, pero es poco, seguimos siendo la minoría. El espacio está bastante emblanquecido, me siento un poco sola porque hay pocas modelos negras”, señaló Gloria Maria Fonseca Siqueira, una modelo de 17 años que desfiló por primera vez en el evento.
La tecnología fue la aliada para acercar el evento a los fanáticos de la moda, ya que este año la edición presencial se canceló a raíz de la pandemia. El 25° aniversario de la Semana de la Moda paulista incluyó instalaciones móviles y proyecciones en edificios emblemáticos de la ciudad. “Nos vamos a reeducar sobre cómo será el contacto físico. Creo que lo digital va a avanzar”, opinó el empresario.
Fuente: AFP.