Bajar hasta las profundidades del océano para ver los restos del Titanic, ¿a quién no le entusiasmaría un aventura como esta? Pues OceanGate Expeditions ofrecerá a los turistas, este verano boreal de 2021, la posibilidad de hacer viajes a las ruinas del mítico barco, el cual se encuentra a una profundidad de 3.800 metros por debajo del nivel del mar.
Pero no todo el mundo tendrá la suerte de conocer de cerca los pedazos del trasatlántico que se hundió en abril de 1912, ya que los boletos para esta expedición cuestan varios miles de dólares, concretamente 125.000 dólares. La aventura tiene una duración de más de una semana, de los cuales los primeros días son de entrenamiento.
Y aunque parezca poco probable, porque ¿quién tiene 125.000 dólares en el bolsillo?, ya hay una lista de espera con alrededor de 40 personas dispuestas a sumergirse a esa profundidad.
El descenso hasta los 3.800 metros de profundidad se realizará en el submarino Titan, que cuenta con una capacidad para cinco personas y 96 horas de oxígeno. Una vez abajo, los participantes de la expedición podrán admirar los restos del Titanic durante tres horas, principalmente la proa y la caderna del barco, esta última donde se encotraba su icónica escalera, entre otras curiosidades que yacen bajo el agua.
En el 2019, un grupo de científicos determinó que las ruinas del Titanic se están desgastando rápidamente y queda un límite de años para que se puedan admirar los restos de una de las embarcaciones más famosas de toda la historia.
Fuente: CNN.