Hacia el 2019, la empresa californiana Gateway Foundation publicó planes para un hotel estilo crucero que algún día podría flotar sobre la atmósfera de la Tierra. Ese ambicioso proyecto, nombrado en ese entonces como Estación Von Braun - en honor al ingeniero aeroespacial Wernher von Braun, de quien se inspiraron para crear el concepto del hotel -, hoy está cada vez más cerca de hacerse realidad: está programado para funcionar en 2027.
El concepto, basado en los diseños de los 60 del ingeniero, estaba compuesto por 24 módulos conectados por huecos de ascensor que forman una rueda giratoria que orbita la Tierra, así como se muestra en la imagen.
Foto: Voyager Station.
Después de dos años, el hotel fue renombrado como Voyager Station y será construido por Orbital Assembly Corporation, una nueva empresa de construcción dirigida por el expiloto John Blincow, quien también dirige la Gateway Foundation.
“Estamos tratando de hacer que el público se dé cuenta de que esta era dorada de los viajes espaciales está a la vuelta de la esquina. Está llegando. Está llegando rápido», dijo Blincow.
El arquitecto de diseño senior de Orbital Assembly Corporation, Tim Alatorre, y su equipo quieren llevar un pedazo de la tierra al espacio a través de suites cálidas y bares y restaurantes elegantes. Aun en el espacio, la idea es que los huéspedes disfruten de camas y duchas normales, lo cual tampoco quiere decir que no habrá experiencias espaciales en el hotel, ya que además de la vista, se pretende ofrecer actividades y gastronomía que no se pueden hacer ni comer en la Tierra.
La idea final de todo este proyecto, según lo expresó Alatorre en 2019, “es crear una cultura de naves estelares en la que las personas vayan al espacio, vivan en el espacio, trabajen en el espacio y quieran estar en el espacio. Y creemos que hay un demanda para eso”, destacó.
Foto: Voyager Station.