“Bacne”, abreviatura en inglés de acné en la espalda, es simplemente un brote en la espalda. Al igual que la piel de la cara, la espalda alberga una serie de glándulas sebáceas que excretan un aceite conocido como sebo y cuando las bacterias, las células muertas y el sebo se acumulan, pueden inflamar los poros y provocar un brote. Aquí te mostraremos como prevenirlo.
Causas del acné en la espalda
1- Exceso de sebo y hormonas: “En gran parte se debe a cambios hormonales. Esto puede llevar a una mayor producción de sebo, que junto con las células muertas y bacterias, promueven la formación de comedones”, explica la Dra. María Eugenia Salinas, Especialista en Dermatología, Medicina Estética y Cirugía Oncológica.
2- Fricción de la ropa y los accesorios: esto podría deberse a la fricción de la correa del bolso. Hay que fijarse además en el jabón que se utiliza para lavar la ropa. Las manchas que aparecen repentinamente, pueden aparecer porque recientemente cambió la forma de lavar la ropa.
3- No lavarse la piel con frecuencia: es importante tener en cuenta la rutina de cuidado de la piel después del ejercicio que conlleva a la producción de sudor. Es mejor quitarse la ropa de gimnasia rápidamente después del entrenamiento. Luego, ducharse de inmediato para eliminar el sudor y las bacterias antes de que obstruyan los poros. También hay que asegurarse de lavar el equipo de gimnasia con regularidad.
4- Genética: si bien existe la posibilidad de que hayas heredado el acné algunas personas tienen la predisposición natural a producir más sebo que otras.
Prevención del acné en la espalda
Evite las mochilas: el roce y la fricción pueden causar un tipo de acné en la espalda llamado acné mecánico, provocando inflamación, manchas y cicatrices.
Use un gel de baño medicado para el acné: Busca ingredientes indicados por tu dermatóloga que ayuden a desobstruir los poros y disminuyan la inflamación del acné en la espalda.
Utiliza ropa de algodón: evite las telas polimezcladas.
No aprietes los granitos: apretarlo solo aumentará la cantidad de lesiones y la probabilidad de que se formen cicatrices infecciones y manchas.
No te expongas al sol: esto aumentará el enrojecimiento y el pigmento, dejando manchas y cicatrices.

Sobre la especialista. La Dra. María Eugenia Salinas es especialista en Dermatología, Medicina Estética y Cirugía Oncológica, especializada en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y en EEUU ( Mount Sinai Hospital), Contacto: 0981-284-463.