Los aliños caseros son ideales para macerar distintos tipos carnes y luego cocinarlas a la parrilla o al horno. Una vez distribuido el aliño, las carnes deben ser cubiertas con papel film e ir a la heladera. Planificar con antelación el menú es fundamental para que la carne absorba todo el sabor.
Texto: Juan Ángel Monzón

Aliño exótico para chuletas de cerdo

Ingredientes
  • 2 dientes de ajo
  • Limón
  • Curry
  • Pimentón
  • Pimienta negra
  • Aceite y sal
Preparación
Machacar dos dientes de ajo en un mortero y añadir 200 ml de aceite de oliva. Verter esa mezcla en un recipiente al que se agregará también el zumo de dos limones, más el curry, el pimentón, la sal y la pimienta a gusto.
Añadir el aliño a las chuletas y dejar macerar durante una hora. Pasado ese tiempo, escurrir y cocinar en la parrilla o en el horno.

Aliño para pollo

Ingredientes
  • Orégano Pimentón dulce
  • 1 diente de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite Vinagre
Preparación
Primero, triturar una hoja de laurel y picar tres dientes de ajo. Luego mezclar estos ingredientes con las siguientes proporciones: una cucharada de orégano, una cucharita de sal, y otra de pimentón dulce.
Añadir la hoja de laurel triturada y los dientes de ajo bien picados. Agregar 100 ml de aceite y 20 ml de vinagre de vino y mezclar bien.
Una vez llegado a este punto, es necesario dejar reposar la mezcla en la heladera durante dos horas, como mínimo,
Pasado este tiempo, se puede utilizar la mezcla para untar el pollo antes de su cocción y durante la misma.
Si le hace falta un poquito de sal aliño se le agrega más. Luego de esto condimentar la carne a gusto.

Aliño para carnes rojas

Ingredientes
  • Orégano
  • 2 pimientos rojos picantes
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • Agua
  • Aceite
  • Vinagre Sal
Preparación
Este aliño es ideal para carnes a la parrilla y al horno. Lo primero que hay que hacer es picar la mitad de un pimiento rojo y la mitad de una cebolla, en cuadrados muy pequeños. Añadir tres dientes de ajo, machacar todo y mezclar con bastante orégano.
A continuación, añadir a la mezcla el aceite, el agua y el vinagre en la siguiente proporción: por cada dos cucharadas soperas de la mezcla de especias, verter tres de aceite, una de vinagre y una y media de agua.
Agregar sal al gusto y verter la mezcla sobre la pieza de carne para llevar a la heladera. Transcurrida una hora, escurrir la carne y saltearla. Se puede utilizar la mezcla restante para ir pintando la carne a medida que se cocina.