5 errores comunes que podríamos estar haciendo con nuestras cejas, por eso aquí te compartimos algunos consejos para enmendarlos.
1.No tener en cuenta la forma de la ceja
La mejor forma para las cejas, es seguir la curvatura natural, según las expertas. Es decir, no sacar los pelitos al final porque acortarán la curva y se quedarán con un arco muy pequeño para los ojos.
2.No invertir en unas pinzas de calidad
¿Cuál es la necesidad? Porque de lo contrario, sólo cortaríamos el pelo en vez de arrancarlo de raíz. Si te das cuenta que tu pinza de cejas no los sujeta bien o te cuesta que manejarlas, deberías considerar reemplazarlas.
3.Quitar pelos de más
Quienes saben de cosmetología, señalan a que una ceja bien tupida es sinónimo de juventud. No afines tus cejas, sólo despedíte de las que desalineadas. Porque cuánto más finas, más años te estarás aladiendo. Arrancar más pelitos del necesario sólo nos ocasionará desemparejar más rápido las cejas.
Las cejas de la actriz Lilly Collins, envidiables. Gruesas y tupidas en la justa medida. ¿El entrecejo? Con algunos rebeldes para el toque de juventud.
4.No dejarlas crecer si están asimétricas
En caso de que te haya sucedido lo anterior, quitaste pelitos de más y ahora no están iguales en ambos lados, debes tener paciencias para dejarlas crecer y que se vuelvan a emparejar. No se soluciona nada quitando más pelo del necesario. Hay sérums que potencian el crecimiento, en caso de que los quieras probar, o bien para estar segura, podrías acudir a una especialista que te las empareje y luego vos te las vas manteniendo.
5.No recortarlas de más en el entrecejo
Es un crimen, en palabras de las cosmetólogas, que el inico de las cejas no esté alineado a la aleta de la nariz, sí ahí donde ves que se curva un poco. Se verá muy raro que exista un gran espacio en ambas cejas, lo ideal es no depilar a la perfección en el puente, porque esos pelitos rebeldes aportan también, ese toque de juventud necesario.