Ya disponible en librerías locales, el nuevo libro del expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, es un primer volumen del compilado de sus memorias. Desde su formación política en su juventud hasta llegar a la Casa Blanca.
Obama invita a los lectores a un viaje que va desde sus más tempranas aspiraciones políticas, pasando por la decisiva victoria de Iowa que demostró el poder del activismo comunitario, hasta la emotiva noche del 4 de noviembre de 2008, cuando fue elegido el presidente número 44 de los Estados Unidos, convirtiéndose en el primer afroamericano en ocupar el más alto cargo de la nación.
Reflexiona sobre los límites que tiene el poder presidencial, y brinda una visión singular sobre el funcionamiento de la política bipartidista de los Estados Unidos y la diplomacia internacional. Obama lleva a los lectores al interior de la Oficina Oval y de la Sala de Crisis de la Casa Blanca, a Moscú, Cairo, y Beijing, entre otros lugares.
Expone el difícil equilibrio entre hacer campaña política como afroamericano -cargando con las expectativas de una generación ilusionada por ideales como «esperanza y cambio»- y sobre la convicción de Barack Obama de que la democracia no es un regalo divino, sino algo cimentado en la empatía y el común acuerdo, que construimos juntos día a día.
En una primera reseña del libro, la escritora de Americanah Chimamanda Ngozi Adichie, elogia la magnífica prosa de Obama pero critica el libro por su cautela emociona: “Hay muy poco de lo que aportan las mejores memorias: una verdadera autorrevelación. Todavía queda mucho por remover. Es como si, por ser receloso de una exagerada emoción, la emoción misma se apisonara. Tampoco se nos habla del precio emocional o incluso intelectual que ha pagado por los muchos obstáculos maliciosos de los republicanos”.
Foto: Penguin Random House.