Las claves de la guitarrista brasileña para lograr el éxito profesional como instrumentista se basan en tres pilares imprescindibles: dedicación, organización e inversión. “También que pasen tiempo con la guitarra y se diviertan”, señaló en esta entrevista exclusiva para la VOS.
Por: Luis Ríos
La dedicación es al instrumento, la organización significa trazar un plan y la inversión es encontrar formas de poner en práctica el plan. “Si quieren tener una carrera profesional, esas tres cosas son fundamentales”, resalta.
Y es que si algo tiene muy en claro Lari es: el camino de la música no es sencillo y menos cuando todavía existen serias diferencias de género, sin embargo, se están viviendo cambios de rumbo radicales en el panorama musical. “Ahora más que nunca siento que a las mujeres se les anima más a tomar una guitarra y tocar. ¡Creo que esto es increíble! Debido a esto, la industria de la música en general se ha abierto más a las mujeres”, sostiene.
Se siente orgullosa de ver a Jennifer Batten y Orianthi Panagaris —entre muchas otras– haber dominado el escenario y ganar terreno poco a poco. Por cierto, no descarta tocar con alguna de ellas, algo que podría ocurrir en cualquier momento. “Me puedo imaginar un G3 o G4 femenino, pero honestamente, la buena música es buena música sin importar el género, por lo que sería genial ver un G3 o G4 mixto”, dice entre risas.
Su propia línea de guitarras
Tras haber usado durante muchos años diferentes modelos de Suhr, Basilio se sumó a finales de 2020 a Ibanez. La marca japonesa le desarrolló su propia línea de guitarras; la Ibanez LB1. Para ella, tener su propio ‘signature’ no es solo la realización de un sueño, sino una gran satisfacción al tener un instrumento que realmente cumpla con sus necesidades como músico.
La Ibanez LB1 se basa en el modelo AZS también de la misma marca, pero tiene algunos toques muy personales como el mástil y diapasón arce ojo de pájaro tostado y radio compuesto, la configuración de pastilla HSS (su conjunto característico estilo Seymour Duncan), hardware y trémolo Gold Gotoh, y un hermoso acabado violeta. “La Ibanez LB1 es literalmente todo lo que necesito como guitarrista: comodidad, tono y versatilidad”, afirma.
El album Far More
A poco más de un año de haber lanzado su segundo álbum de estudio y recientemente incluida dentro del roster de guitarristas de Ibanez, la instrumentista radicada en Los Ángeles cree que el verdadero éxito radica en el lanzamiento de un disco. Es en ese particular momento de felicidad, cuando ve su trabajo materializado y listo, que siente una sensación de plenitud completa.
“Estoy muy orgullosa de todos mis trabajos, pero el álbum ‘Far More’ definitivamente tiene un lugar especial en mi corazón. Siento que marca un nuevo momento en mi carrera, mostrando una versión más madura de mí, pero definitivamente mantuvo la versatilidad de los otros discos. Además, ponerme a trabajar y tocar con mis héroes musicales, a los que admiro tanto fue algo muy especial”, recuerda con mucho cariño.
‘Far More’ lanzado en 2019, fue grabado en Capitol Studios en Los Ángeles, California. Con nueve pistas, el nuevo álbum contó con músicos como Nathan East (bajo), Vinnie Colaiuta (batería) y Greg Phillinganes(teclados y pianos). El disco también cuenta con apariciones especiales del mítico Joe Satriani en la pista “Glimpse of Light” y Siedah Garrett (colaboradora de Michael Jackson, Quincy Jones, Donna Summer, Madonna, Jennifer Hudson, entre otros) en la pista “Man in The Mirror”, con un nuevo arreglo compuesto por la misma Lari.
“Joe es una gran influencia para mí y fue absolutamente fantástico en la pista Glimpse of Light. Siedah es una cantante y compositora increíble, soy su fan desde hace mucho tiempo, así que tenerla cantando mi arreglo para su canción Man In The Mirror fue realmente un honor”, relata Lari muy emocionada.
Su relación con Satriani es tan especial que fue invitada por él mismo para ser una de las artistas en G4 Experience 2019, convirtiéndose en la primera mujer en participar en el evento. “¡Fue una experiencia increíble! Ser invitada por Joe Satriani fue un gran honor y me divertí mucho tocando, enseñando e improvisando con los estudiantes y los otros artistas increíbles que estaban allí también ¡Nunca olvidaré estos momentos!”, atesora.
La artista vive un sueño al compartir con varios maestros jedys de la guitarra. Músicos a quienes ella admiraba desde pequeña como el propio Satriani, Andy Timmons, Steve Vai o Paul Gilbert. Ya le tocó –además del G4- abrir otras clínicas de guitarra para algunos de ellos. “Eso sigue siendo bastante surrealista para mí. Creo que siempre lo será. Hace unos años estaba en mi casa en Brasil sentada en mi sofá viendo a estos tipos literalmente hacer historia en la guitarra, y ahora conozco y trabajo con algunos de ellos. ¡Loquísimo! Pero me siento bendecida y humilde con la oportunidad de conocerlos. Son leyendas y las respeto y admiro mucho”, reflexiona la guitarrista.
En esa misma línea, agregó que el arpista caazapeño Marcelo Rojas, considerado uno de los “nuevos intérpretes de arpa paraguaya”, es uno de los más increíbles ejecutantes que le tocó escuchar.
Además de Far More, Basilio cuenta en su discografía con el CD y DVD ‘The sound of my room’, lanzado en agosto de 2015 y el EP denominado ‘Lari Basilio’, que vio luz en el 2011 y que contó con la participación de Felipe Andreoli, bajista de Angra. Este primer trabajo instrumental fue producido por Lampadinha, cinco veces ganador del Latin Grammy. Y más recientemente, el sencillo Sunny Days, lanzado ya en 2021.
El desarrollo de su carrera
Lari nació en una familia de músicos en São Paulo, Brasil en 1988. A los cuatro años empezó a estudiar órgano y a los ocho años, su padre le enseñó los primeros acordes con la guitarra, fue ahí cuando se enamoró del instrumento.
Desde un principio su familia y en particular su hermano, fueron cruciales para el desarrollo de su carrera. “Mi hermano Joe Basilio y yo compartimos esta pasión por la guitarra, y tenemos las mismas influencias, tomamos lecciones de guitarra juntos, compartimos equipo y sueños”, destaca. De hecho, Joe colabora con ella en algunos de sus primeros temas.
“Joe y yo siempre hemos sido muy cercanos y estoy agradecida de tener un hermano como él en mi vida. Su experiencia con la guitarra es un poco diferente a la mía. Estudió guitarra acústica clásica. Esto influyó mucho y formó su estilo de tocar. Tocamos mucho juntos mientras crecíamos. Aprendí mucho de él y todavía lo hago”, resalta.
Portada del album de Lari Basilio. Foto: Gentileza.
De São Paulo a Los Ángeles, California
Lari fue la ganadora de la categoría instrumental del Samsung E-Festival en 2014 y actuó frente a 15.000 personas junto a los bluseros Keb’ Mo’ y Quinn Sullivan en el Samsung Best of Blues Festival en el Parque Ibirapuera de São Paulo. De eso ya pasaron siete años. Hoy ella vive el sueño de estar trabajando codo a codo en el estudio o compartiendo clínicas de guitarra con quienes la inspiraron a lanzarse de lleno a ser una guitarrista.
Su carrera iba muy bien en Brasil, pero sentía la necesidad de dar el siguiente paso para evolucionar y expandir su trabajo. Por eso, decidió mudarse a Los Ángeles. Fue un desafío, pero las cosas salieron bien. “Mis primeros días en los Estados Unidos fueron geniales, aunque sentí que estaba comenzando de nuevo porque muy poca gente me conocía aquí. Puse mucho en el trabajo y valió la pena. Mirando hacia atrás, hoy me alegro de haberlo hecho”, reflexiona.
El desafío de la pandemia
Al igual que el 99% de los habitantes del planeta, Lari Basilio también se vio afectada por la cuarentena a raíz de la pandemia del covid-19. “En mi caso, afectó las fechas de mi gira y extraño mucho tocar en vivo. Creo que mucha gente también extraña ir a conciertos en vivo, pero seguí haciendo mi trabajo en línea, también trabajando en nuevos proyectos emocionantes con algunos colegas”, adelanta.
Entre esos nuevos proyectos está el sucesor de Far More. Durante el 2020, Basilio trabajó específicamente en música para su nuevo disco. “Siempre estoy escribiendo música nueva. No puedo esperar para compartir nueva música con todo el mundo y hacerles saber más sobre el nuevo disco”, adelanta.
Ocurre que componer es una de sus actividades favoritas y desde el principio creó este hábito de estar constantemente desarrollando nuevas ideas musicales, riffs, pequeños temas, y luego con la práctica, aprendió a juntar estas ideas para formar una canción. No tiene secretos a la hora de componer. “Para mí es una cuestión de percepción de lo que siento y trato de trasladarlo a mi guitarra. Pero claro, muchas cosas me inspiran, como mi vida con Dios y mi familia”, indica.
En este sentido, internet jugó un papel muy importante –al igual que para la mayoría de los trabajadores- para poder seguir avanzando en sus proyectos. Ella siempre fue muy activa en internet. Desde el principio se aseguró de grabar sus álbumes y junto con ellos, sacar videoclips de calidad. “Tenés que estar ahí, ya sea que pertenezcas a un sello discográfico o no”, remarca.
Si bien internet es muy importante, Lari lo ve más como un complemento a un trabajo que debe ser sólido fuera de él. “Para el tipo de artista que siempre busco ser, es importante alinear internet con mis álbumes y mi trabajo original. Así puede ser enorme”, asegura.
Y agrega finalmente: “Emocionalmente, ¡me siento genial. Una relación cercana con Dios siempre me mantendrá cuerda y mentalmente sana en cualquier situación. Aprecio a cada persona que escucha mi música y apoya mi trabajo. Significa mucho para mí. Dios los bendiga a todos”.